Pinturas

Descripción de la pintura de Pierre-Auguste Renoir "Niño con un Knout"

Descripción de la pintura de Pierre-Auguste Renoir



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Pierre Auguste Renoir pintó su pintura "Un niño con un Knout" en 1885, en un momento en que él mismo ya tenía 44 años. En este momento, el artista ya era un pintor consumado, sus pinturas eran ampliamente conocidas y todos reconocían el talento.

Curiosamente, los artistas venerables no pintaban retratos de niños en absoluto, o sus pinturas mostraban adultos reducidos, sin revelar el mundo rico y peculiar del niño.

Renoir escribió a los niños de una manera completamente diferente. Los niños en sus pinturas viven sus propias vidas, las emociones de los niños en los rostros de los niños, la curiosidad y el juego inherentes a los ojos de los jóvenes en sus ojos, y todo el lienzo no atormenta la conciencia con el desajuste de la imagen escrita y el niño real.

Esta pintura de Renoir representa un retrato de cuerpo entero de un niño. Se puede ver que el bebé de una familia acomodada tiene zapatos limpios atados con un lazo, calcetines hasta la rodilla, ropa ligera que no restringe los movimientos. Pero lo principal en el retrato, por supuesto, no es esto.

El artista destacó especialmente el rostro del niño, escribiéndolo en una realidad contrastante en comparación con la ropa misma y la naturaleza circundante: están pintados con trazos ligeros y descuidados.

Al contemplar una imagen, uno tiene la sensación de que una persona pequeña está esperando una pregunta o apelación. Estaba ocupado con sus asuntos importantes: jugaba con un pequeño caballero, pero se detuvo por un momento para descubrir qué querían de él esos oscuros adultos. Por supuesto, los adultos lo llamaron por alguna tontería, porque no entienden lo ocupado que es el héroe de la imagen. Es por eso que los labios de los niños están tan doblados y el aspecto es tan intenso.

Curiosamente, no hay una respuesta exacta a la pregunta: quién está representado, niño o niña. Rizos largos, un vestido hasta las rodillas, botas oscuras: así se vestían las niñas y los niños de esta edad durante el período de pintura. Sin embargo, cada respuesta le da a la imagen su propio tono de lo que vieron. Si la imagen es una niña, entonces esta es una regla pequeña y decisiva.

No es de extrañar que el látigo en su mano, su cabello esté suelto, y toda la pose, e incluso un puño cerrado, habla de confianza y determinación. Tales propiedades son características de un niño. Si se trata de un niño, entonces los cuellos de encaje, un vestido delicado, largos rizos se ven contrastados.

Renoir sabía cómo intrigar y encantar a los admiradores de sus creaciones.





Imagen de Nicol Poussin


Ver el vídeo: Los misterios de la famosa pintura la Mona Lisa (Agosto 2022).